23.9.16

ELKARREKIN GAUDE

TODOS ESTAMOS AQUÍ JUNTOS Medio ambiente es una expresión que escuchamos repetidas veces. Muchos programas de televisión y artículos de revistas hablan de cómo el ser humano está dañando el medio ambiente por desidia. Producimos demasiada basura y arrojamos al aire productos químicos venenosos. Pero ¿qué es exactamente el medio ambiente y dónde está?

Cuando saltas de la cama por la mañana, estás en tu medio ambiente. La cama, el dormitorio, toda la casa forma parte de ese medio ambiente. El resto de las perso¬nas de la familia también lo son. De hecho, todo lo que está a tu alrededor, vivo o no, constituye tu medio ambiente. Tu barrio es un medio ambiente más amplio.

La mayoría de nosotros vive en pueblos y ciudades: en casas y apartamentos de madera, dé ladrillo o de hormigón. Compramos casi todos los alimentos y ropas en tiendas, conducimos coches y vemos televisión. El ser humano posee bastante ingenio para inventar máquinas y para planificar y construirse lugares donde vivir. Y nos resulta bastante fácil olvidar que seguimos siendo parte de la naturaleza.

Respira hondo. No has hecho más que inhalar (introducir) aire en los pulmones. ¿Sabes que ese aire ha estado antes dentro de otras personas, y dentro de perros, pájaros, árboles y moscas? lnhalamos y exhalamos (expulsamos) aire que viaja alrededor del mundo. Esto significa que lo compartimos con todas las demás criaturas «respiradoras» de la Tierra.

Abre el grifo y bebe un vaso. de agua. ¿Sabes que parte de esa agua ha estado antes en las nubes? Otra parte estaba dentro de los árboles del bosque; y otra más en los ríos y corrientes. El agua se recicla indefinidamente.

Abre la nevera o la despensa de la cocina y mira los alimentos. La carne, los huevos, la leche, el pan, el azúcar y la fruta proceden de plantas y animales que antes estuvieron vivos. De hecho, todas las cosas que usamos como alimento han estado vivas anteriormente.

Piensa ahora en los objetos de casa. Las sábanas de al¬godón proceden de los frutos de una planta. La manta de lana está hecha con pelo de oveja. El papel y la madera proceden de partes de los árboles. La gasolina del coche y el gas de la cocina derivan de plantas que vivieron hace millones de años. Sin naturaleza, no tendríamos cobijo, ni con qué calentarnos, ni nada para comer. De hecho, ¡ni siquiera estaríamos aquí!

Como puedes ver, dependemos de la naturaleza para casi todas las cosas importantes de nuestra vida.. Aunque podemos construir e inventar muchas cosas, seguimos compartiendo el mundo natural con otros animales y plantas. Incluso lo compartimos con seres vivos muy diminutos, llamados microorganismos (tan pequeños que sólo pueden ser vistos a través de un microscopio). Todos los seres vivos de esta Tierra estamos relacionados y nos necesitamos unos a otros.
 Extracto de: Suzuki D., Hehner (1990): 
Exploremos nuestro entorno.Ed. Labor.Barcelona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada